NUEVOS MARES PARA NUEVOS AMANTES

«O Captain my Captain
Our fearful trip is done;
The ship has weather´d every rack,
the prize we sought is won»
                          Walt Whitman

 

«multiplican sus ídolos
para correr en pos de ellos
yo no quiero verte
ni pronunciar sus nombres
con mis labios»
                  Eclesiástico 16:15

 

Se acabó el padecer para los navegantes,

ellos arrancan sus naves dejando tras de sí

los surcos perpetuos en su partida,

tentando dar sentido a sus días sin norte,

buscando la moneda debajo de las piedras

pero esos gusanos no tienen valor alguno.

 

Los lagartos del sol que más calienta se aferran a la costa,

no quieren desechar su herencia templada,

su innata y dulce situación.

Los navegantes no se detienen, no hay ancla ni noray,

las cenizas no calientan pero recuerdan que hubo candor,

y nunca estuvo tan oscuro

como justo antes de amanecer la tristeza de verse amenazado.

 

La felicidad es una farsa que sirve para domesticar

se repiten incesantes atrapados a la costa,

lo verdadero fluye habitando en un momento de lo falso

mientras que la temperatura de sus juicios

caldosa se vierte en un derramar continuado

de frialdad en sus actos, en los navegantes,

izando la condición de su destrucción

por sus manos propias de salitre y ásperas.

 

Si permitimos que su eterno verano nos haga sudar las sienes

y broncee nuestra miseria, se repiten incesantes,

nunca el invierno en nuestros valerosos actos podrá salvarse.

Rezuma el burro de la sacralidad

como rebuzna el muro del lamento

en la vorágine de lo moderno

y su maquillaje ridículo,

en altas pleitesías se deshace el alimento

ofrecido para presentarse masticado

delante de los que digieren,

en mal estado,

toda la constante y patraña vertida.

 

A lo lejos,

mientras abandonan atraque

galopando en corrientes,

la voz rasa de sus braseros

entona una canción…

 

«Una corriente me arrastra

y yo me dejo llevar

en el fondo me veréis

junto al limo divino

mamando en las ubres

salvajes por descifrar.

 

Mis brazos son inservibles

y mi pulso deriva sediento

en el fondo me veréis

junto al limo divino

mamando en las ubres

salvajes por descifrar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s