HIJO DE LA CAZA

“Si el lobo os alcanza y os devora, saboread al lobo”
Jaime Jaramillo Escobar

 

«Danzando sobre las partituras de lo confuso habita
agazapado el germen necesario»

 

La maleza agazapada absorbió las emanaciones furtivas

de tu alimento brillante tuétano,

abrazado a tu suave sombra su frescura,

devorando lo insaciable que se muerden nuestros hálitos

y nuestros tempranos instintos también se lamen las zarpas.

Un enjambre de ojos es el que aguarda para desnudarte,

Enmarañado es el destino que habitas para desnudarte y

ocupar un lugar en la luz.

Hay algo que brilla en Ceres, algo difuso,

la felicidad se nos muestra como un rifle candente,

acelerador de proyectiles que babean de gusto,

regocijándose,

todos los héroes agachan su cabeza

porque la caza ha de ser dichosa,

el dios sin cuernos ya nunca más estará triste

y todos los héroes agachan su cabeza.

 

Quiero cabalgar salvajemente tu derrota,

yo cazo para ti y ofrezco tu sangre,

cazo para ti y ofrezco mi sangre

en la más santa de las sangrías,

quiero cabalgar,

cabalgar tu derrota,

muéstrame tus senderos y enarbola tus cadenas

para que cargue tu peso,

para ofrecerme en tu cálido vacío,

lo llenaré de mi y seré tu sombra

y rebosaré ardiente en tus entrañas.

 

Editado en «PANÓPTICA PRIMERA»

por la revista de poesía LA GALLA CIENCIA.

Nº CU4TRO. Octubre 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s