VIOLENCIA EN LA PLANTACIÓN

De donde nace todo el hundimiento se recogen las simientes

se hunden nuevamente en las terrosas entrañas

y es dulce la espera agria, empalagosa para embriagar los músculos

y los tendones que gimen para concentrarse

y hacer brotar un nuevo hundimiento que lascivo germinará.

Sacaron el puñal hundido en su pecho

y la sangre

la sangre

la sangre para abrir camino era un coral raudo y preciso

y grandes criadoras

con sus grandes senos

con sus bastos muslos

jaleaban la hemorragia y acompañaban el pulso que lento

lento

lento desbordaba de su pecho al suelo callado

apagando al herida

derrumbado el consuelo

y volviendo a brotar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s